Buscar
  • Dr. Ramón Contreras

Vértigo postural paroxístico benigno


El vértigo postural paroxístico benigno es una de las causas más frecuentes del vértigo (sensación repentina de que todo da vueltas o de que todo da vueltas dentro de la cabeza).


El vértigo postural paroxístico benigno causa episodios breves de mareos que pueden ser de leves a intensos. El vértigo postural paroxístico benigno suele desencadenarse por cambios específicos en la posición de la cabeza. Esto puede ocurrir al inclinar la cabeza hacia arriba o hacia abajo, cuando te recuestas o cuando te giras o te sientas en la cama.


Aunque el vértigo postural paroxístico benigno puede ser un problema molesto, muy pocas veces es grave, excepto cuando aumenta las posibilidades de sufrir caídas. Puedes recibir un tratamiento eficaz para el vértigo postural paroxístico benigno durante una consulta en el consultorio del médico.


Síntomas


Los signos y síntomas del vértigo posicional paroxístico benigno pueden ser los siguientes:

  • Mareos

  • Sensación de que tú o tu entorno dan vueltas o se mueven (vértigo)

  • Inestabilidad o pérdida del equilibrio

  • Náuseas

  • Vómitos


Los signos y síntomas del vértigo posicional paroxístico benigno pueden ser intermitentes, y los síntomas suelen durar menos de un minuto. Los episodios de vértigo posicional paroxístico benigno pueden desaparecer por algún tiempo y luego volver a aparecer.


Las actividades que causan los signos y síntomas del vértigo posicional paroxístico benigno pueden variar de una persona a otra, pero casi siempre son provocados por los cambios en la posición de la cabeza. Algunas personas también sienten que pierden el equilibrio cuando están paradas o cuando caminan.


Ciertos movimientos rítmicos anormales de los ojos (nistagmo) usualmente acompañan los síntomas de vértigo posicional paroxístico benigno.


Cuando debes consultar a un médico

En general, debes consultar al médico si tienes mareos o vértigo recurrentes, repentinos y graves sin causa aparente y de manera prolongada.


Busca atención de emergencia

Si bien es poco frecuente que los mareos indiquen una enfermedad grave, consulta con el médico de inmediato si tienes mareos o vértigo junto con alguno de estos síntomas:

  • Un dolor de cabeza nuevo, diferente o muy fuerte

  • Fiebre

  • Visión doble o pérdida de la visión

  • Pérdida de la audición

  • Problemas para hablar

  • Debilidad en las piernas o los brazos

  • Pérdida del conocimiento

  • Caídas o dificultad para caminar

  • Entumecimiento u hormigueo


¿ Te gustaría recibir una consulta?

Contáctanos




8 vistas