Buscar
  • Dr. Ramón Contreras

¿Qué es la hipertrofia de cornetes nasales?


Entre las consecuencias de la hipertrofia está la congestión y obstrucción nasal.


Los cornetes son una estructura de hueso esponjoso, recubiertos por mucosa respiratoria y ubicados en las partes laterales de cada cámara nasal. En sus estromas tienen gran cantidad de vasos sanguíneos, lo que permite que cumplan la función de calentar, humidificar y filtrar el aire que respiramos.


En algunas personas, los cornetes pueden ser muy grandes, debido a factores anatómicos o por patologías como las rinitis alérgicas, enfermedades inmunológicas, endocrinológicas, entre otras, lo que provoca molestias como obstrucción nasal y ronquidos. “La primera es por lejos, la causa más frecuente. Otras condiciones fisiológicas que pueden producir una hipertrofia, ya sea permanente o transitoria son el embarazo y la pubertad”.


De acuerdo con el especialista, algunas causas ambientales también favorecen el crecimiento de los cornetes, así como contaminantes tóxicos, el tabaco, el humo y otros factores ambientales como la humedad excesiva. Algunos antidepresivos y derivados del sildenafil, están entre los fármacos que puede provocar la hipertrofia, debido a que por su función vasodilatadora producen obstrucción nasal por crecimiento de los cornetes.


“Los descongestionantes tópicos (oximetazolina y derivados) también pueden producir una hipertrofia compensatoria de los cornetes al ser usados por periodos largos o en dosis excesivas”.


Los síntomas de la hipertrofia de cornetes se pueden presentar como congestión y obstrucción nasal intermitente o incluso al acostarse hacia el lado con mayor hipertrofia, afectando principalmente en la pubertad y juventud, aunque también se observa en niños alérgicos.


Otros pacientes también señalan un bloqueo nasal permanente. “Asimismo, pueden presentar aumento de la intensidad de los ronquidos y sueño menos reparador debido a la obstrucción nasal y la respiración bucal”.


Si se presenta con otras patologías, puede favorecer la cefalea rinogena, infecciones recurrentes o sinusitis crónicas.


La cirugía (turbinectomía) es el tratamiento más frecuente, cuando no se puede manejar con fármacos (cuando se relaciona con alergias).


¿ Te gustaría recibir una consulta?

Contáctanos

10 vistas